Blog

24 de noviembre

ABUSO

“Antes de encontrar ACA, muchos de nosotros creíamos que merecíamos lo que nos pasaba o éramos nosotros los causantes de que el abuso sucediera”. BRB p.28

Un fondo en ACA puede tomar varias formas. Nos decimos a nosotros mismos: “Yo no puedo soportar el estar solo conmigo mismo”, o “ Yo me odio a mí mismo”. Pero si analizamos sólo estas dos afirmaciones, podemos ver que parecen hablar el “yo” y el “mi mismo” como si fueran dos entidades separadas y quizás sí lo son.

El “YO o SER” es nuestra esencia, el alma que fue colocada en nuestro cuerpo humano.  El “mi mismo” en estos sentimientos negativos es sólo la persona que creemos que somos: el que carga el pasado, y está ansioso por el presente, y teme al futuro.  Este Falso Yo es la creación de las palabras y hechos de otras personas que nos hicieron ocultar  a nuestro Verdadero Ser. Este ocultamiento toma muchas formas, desde aislamiento físico hasta el no estar emocionalmente disponibles para nosotros  y otros.  Y cuando se vuelve demasiado tóxico, comenzamos a buscar ayuda para  encontrar una nueva forma de vida.  

En ACA comenzamos a preguntarnos por qué permitimos que nuestro falso tuviera tanto control.  Aprendemos que los Pasos son el camino que nos ayudará a unir nuestro “Yo” con nuestro Verdadero Ser, mientras que mudamos el yo antiguo que creamos en nuestra infancia.  ACA nos trae el conocimiento de que todos somo seres humanos dotados y talentosos que no merecían lo que tuvimos de niños.  Comenzamos poco a poco a  darnos cuenta de que somos más que suficientes.

En este día reconoceré cuando mi abusivo falso ser este en control.  Esto despertará mi Verdadero Yo para que así pueda  celebrar la maravillosa creación que yo soy.